Arte
arnau-casas-02-1280x1280

Arnau Casas

Dentro de nuestra programación off-Berdache, nos asociamos una vez más con el hotel Pol & Grace de Barcelona para ofrecer una expo- sición del pintor Arnau Casas, comisariada por The Over.

En el contexto de un confinamiento, ocupamos espacios en pausa que exhumen la actividad cesada, todos aquellos que pasaron por ellos, y el potencial de los que pudieron haber pasado.

Arnau Casas transformó en atelier la habitación 106 del hotel durante un momento extraordinario, en el que el hotel se volvió fantasma, la interac- ción con los huéspedes era solamente una memoria (muy presente) y la realidad de la ciudad era surreal como nunca.

Su tiempo en el estudio muta en ejercicio de introspección, donde anali- za, sueña, descifra e inventa la condición humana en su complejidad. Con la conciencia de que la respuesta nunca llega, su investigación profundiza en aspectos como la identidad, la relación con el cuerpo, los límites de un código binario de género impuesto, la psique y los miedos.

Un espacio seguro donde experimentar y arriesgar con materiales, ideas y límites, entre pausas para fumar, frases con amigos y visitas a la terraza para respirar.

Arnau Casas

Su obra trata de la eterna lucha entre la realidad que nos ha tocado vivir y la que viviremos algún día, siendo la realidad actual una parodia de lo que podría llegar a ser, donde las personas y sus emociones escapan felizmente de esta realidad para crear una nueva. Se focaliza en la máscara como herramienta social tanto para lidiar con la realidad actual como para proyectar la energía hacia una realidad más óptima.

Mezcla, en su pintura dualidades para generar un puente de contrarierades entre lo prestablecido y lo que queda por establecer. La naturaleza del óleo hace que sea el método perfecto para expresar la deformación de la realidad, que le hace acercarse a su visión personal de ésta, consiguiendo así un equilibrio entre el realismo y la abstracción, siendo el realismo metáfora de la conciencia -deformada- de la persona y la abstracción del mundo que está por existir incluyendo las máscaras que se ponen los personajes para acercarse a ella.

Cromáticamente sigue la misma base, los colores vivos y pastel tratan de sugerir la vitalidad y lo amable de la vida, contrastado con los oscuros y grises, que simbolizan lo desconocido y el porvenir.

Actividades relacionadas